Untitled Document
Última actualización: Nov 14, 2018

Arzobispo hace “promesa solemne” para luchar contra abusos sexuales en la Iglesia

Increase font size Decrease font size

El Arzobispo de Denver (Estados Unidos), Mons. Samuel J. Aquila, hizo una promesa solemne para luchar contra los abusos sexuales en la Iglesia. El Prelado se manifestó de esta forma al presentar su sitio web en inglés titulado “Una Promesa Solemne”, enlazado al portal de la Arquidiócesis de Denver. En agosto, el Arzobispo de Denver pidió al Papa Francisco que envíe una comisión independiente a Estados Unidos, semejante a la que visitó Chile meses atrás, para investigar varias denuncias de abusos sexuales y encubrimiento alrededor del Arzobispo Emérito de Washington, Theodore McCarrick. El Prelado también ha expresado su apoyo al pedido del presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos de realizar una investigación exhaustiva, tras la difusión el testimonio del exnuncio en ese país, Mons. Carlo María Viganò, donde pide la renuncia del Papa Francisco por supuestamente no haber actuado adecuadamente en el caso del excardenal McCarrick. En el mensaje de lanzamiento, Mons. Aquila indicó que ha solicitado “que este sitio web sea creado y actualizado constantemente para asegurar la transparencia de la arquidiócesis con respecto a nuestro manejo, prevención y políticas de prevención sobre el abuso sexual de menores y malas conductas”. Para lograrlo, explicó que el portal “ofrece la visión general de nuestro historial, proporciona un contexto más amplio del problema, comparte recursos para cualquiera que busque sanar del abuso y sirve como un canal para cualquier persona que quiera que se escuche su voz”. En ese sentido, Mons. Aquila afirmó en su mensaje que “la Arquidiócesis de Denver nunca podrá enmendar plenamente los pecados del pasado, pero estamos comprometidos en ser siempre parte del proceso de sanación”. “Debido a las décadas de esfuerzos diligentes, confiamos en que no estamos experimentando una ‘crisis’ en la Arquidiócesis de Denver. También tengan la certeza de que yo apoyo que los laicos se involucren en una investigación independiente en las diversas facetas de la crisis más amplia dentro de la Iglesia”, agregó. Por ello, pidió apoyar a “los maravillosos sacerdotes y a los laicos fieles” que sirven en la arquidiócesis y en otros lugares. “Juntos podemos luchar por la purificación y la santificación continua de la Iglesia Católica que amamos”, aseguró Mons. Aquila. Respecto a esta iniciativa, señaló que “le he dicho al Señor: ‘No me importa cuán engorroso se vuelva, mientras la verdad prevalezca. Purifica el corazón y la consciencia, oh Señor, de cada discípulo con tu Espíritu de Verdad, para que solo busquen tu voluntad Padre. Que cada discípulo pueda conocerte, amarte y servirte a ti solamente”. Promesas Debajo del mensaje de lanzamiento del sitio web, figuran diversas promesas que hace Mons. Aquila a todas las personas, a los fieles de la Arquidiócesis de Denver, a los sacerdotes y diáconos y a los seminaristas. Algunas son: “Retiraré del ministerio permanentemente y sin la posibilidad de ser transferido a ninguna otra institución católica, a cualquier miembro del clero que haya tenido mala conducta sexual con un menor”. “Las denuncias de abuso sexual de un menor siempre serán informadas adecuadamente a las autoridades locales. Continuaré el sólido historial de cooperación de la Arquidiócesis de Denver con la aplicación de la ley”. “Todos los sacerdotes, diáconos, empleados y voluntarios que están alrededor de los niños reciben capacitación sobre cómo detectar signos de abuso y negligencia, y están capacitados en su función de informadores estatales obligatorios”. “Corregiré a quien en cualquiera institución católica se considere que está socavando las enseñanzas de la Iglesia”. A los sacerdotes y diáconos “los protegeré de acusaciones falsas y me esforzaré por preservar su buen nombre”. Y en el caso de alguna acusación de mala conducta “respetaré sus derechos y me aseguraré de que se siga el debido proceso”. A los seminaristas, Mons. Aquila prometió asegurarse de que “el proceso de evaluación continua, aunque riguroso, sea justo”, “continuaré brindando sacerdotes honorables y confiables para supervisar su formación” y que “se les escuchará si tienen una inquietud o queja sobre un sacerdote formador, un profesor o un seminarista hermano”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS