Untitled Document
Última actualización: Jul 09, 2018

Arzobispo veta a sacerdote jesuita que favorece matrimonio del mismo sexo

Increase font size Decrease font size

El Arzobispo de Hobart (Australia), Mons. Julian Porteous, vetó una ponencia que el sacerdote jesuita Frank Brennan iba a realizar en su arquidiócesis, debido al apoyo público del presbítero al matrimonio entre personas del mismo sexo. Un vocero de la arquidiócesis, citado por el diario australiano ABC, señaló que “el Arzobispo Porteous programó un evento sobre el tema del matrimonio y consideró que era inapropiado que el P. Brennan hablara en la conferencia debido a su posición pública respecto al matrimonio del mismo sexo”. En una nota publicada este 5 de julio, ABC señaló que en febrero el P. Brennan fue invitado por Catholic Care Tasmania, debido a su cargo como director de Catholic Social Services Australia. “Veo que no me quieren en la Arquidiócesis”, dijo el sacerdote al enterarse del veto. Según Sky News, la Arquidiócesis informó del veto al P. Brennan en una carta enviada al provincial jesuita en Australia. En agosto de 2017, el P. Brennan publicó un artículo en el diario The Guardian titulado “La libertad religiosa es un derecho importante: Una vez que el matrimonio del mismo sexo es legal, debe ser protegido”. En el texto, el sacerdote jesuita escribió que estará “complacido cuando la ley australiana reconozca la igualdad del matrimonio, pero necesitamos considerar algunos asuntos prácticos de la libertad religiosa y darle a las instituciones tiempo para adaptarse”. El sacerdote estadounidense James Martin publicó la nota de Sky News en su cuenta de Twitter acompañándola con el siguiente texto: “Mi hermano jesuita Frank Brennan S.J. es uno de los más estimados académicos legales, intelectuales público y defensores de los derechos humanos en Australia. Él ha defendido los derechos de los pobres, los refugiados y los aborígenes. La National Trust de Australia lo designó ‘un tesoro nacional viviente’”. El P. James Martin es autor del libro “Building a Bridge” (Construyendo un puente) en el que intenta acercar a la Iglesia Católica con los homosexuales, pero sin tomar en cuenta la postura correcta del Catecismo, la Biblia y el Magisterio sobre la homosexualidad. El P. Martín considera además que las prácticas homosexuales no son pecado. Si bien el Arzobispo Porteus no se ha manifestado públicamente sobre el tema, en abril de este año dirigió un sentido discurso al movimiento Couples for Christ (Parejas para Cristo) a quienes alentó a defender la familia y el matrimonio. “Su nombre y su especial sentido de la misión subrayan la importancia de los movimientos en la Iglesia que tienen como meta nutrir y promover la vida familiar cristiana. El matrimonio y la familia han sido debilitados en nuestra sociedad y por eso la Iglesia tiene una especial necesidad de encontrar formas para fortalecerlos ya que son pilares de la vida humana y del florecimiento de la sociedad”, dijo el Arzobispo. El pasado 16 de junio, el Papa Francisco recibió en audiencia a una delegación del Foro de Asociaciones Familiares con motivo de sus 25 años de fundación. En un discurso improvisado, el Pontífice explicó que “hoy –duele decirlo– se habla de familias ‘diversificadas’: diferentes tipos de familias. Sí, es cierto que la palabra ‘familia’ es una palabra analógica, porque hablamos de la ‘familia’ de las estrellas, de las ‘familias’ de los árboles, de las ‘familias’ de los animales. Es una palabra analógica. Pero la familia humana como imagen de Dios, hombre y mujer, es solo una. Es solo una”. En aquella oportunidad Francisco resaltó que “puede ser que un hombre y una mujer no sean creyentes; pero si se aman y se unen en matrimonio, son imagen y semejanza de Dios, aunque no crean”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS