Untitled Document
Última actualización: Dic 09, 2018

Arzobispo pide “carnaval de solidaridad” para ayudar a damnificados en Bolivia

Increase font size Decrease font size

El 7 de febrero, el Arzobispo de Sucre (Bolivia), Mons. Jesús Juárez, animó a que el Carnaval de Oruro, con motivo de la fiesta de la Virgen del Socavón, se transforme en un “carnaval de solidaridad” para apoyar las campañas de ayuda en favor de los damnificados de las recientes inundaciones en el país. Las intensas precipitaciones, tormentas eléctricas y desbordes de ríos que transportan lodo y escombros, afectan a los estados bolivianos de Tarija, Potosí, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, La Paz y Beni. Hasta el momento hay unas 8.200 familias afectadas. El presidente boliviano Evo Morales declaró “en desastre” a 19 municipios y en “estado de emergencia” a otros 19. Además, las gobernaciones de Beni, en el norte; Chuquisaca, al sudeste; y Potosí, al suroeste, ya están con "declaratoria de emergencia departamental". Mientras esto sucede, desde el 3 de febrero se celebra a la Virgen del Socavón en el conocido Carnaval de Oruro, oeste del país. Las actividades principales se viven entre el 10 y el 13 de febrero, días en que se espera lleguen unas 500 mil personas. En conferencia de prensa, Mons. Suárez sugirió que parte de los recursos para desarrollar el Carnaval de Oruro vayan en ayuda de los miles de damnificados del país. “Qué lindo sería que estos carnavales sean carnavales de solidaridad, que no haya despilfarro, sino el espíritu de compartir la alegría con las necesidades de los que están sufriendo las inclemencias del tiempo”. “Que haya el compartir fraterno de esa plata y esos miles de dólares que se gastan en corsos, en entradas, una buena parte que vayan a socorrer a los hermanos nuestros”, agregó. Asimismo, Mons. Suárez manifestó la disposición de la Iglesia para que los salones parroquiales y algunos colegios sirvan de refugio para atender a los damnificados. Este 8 de febrero la Diócesis de Oruro y la Pastoral Social Cáritas iniciaron una campaña para motivar la donación de artículos como vituallas, víveres, agua y medicamentos. Estos serán recolectados en la Pastoral Social Cáritas, ubicada en la calle Tomás Frías Nº 1460. Asimismo, se habilitó la Cuenta Pastoral Social Cáritas del Banco Nacional de Bolivia Nº 500 – 57594. En tanto, el Arzobispo de Cochabamba, Mons. Oscar Aparicio, expresó en un video-mensaje su preocupación y cercanía con los damnificados. “El Señor y la Iglesia les acompañan. Está siempre con ustedes nuestra mayor disponibilidad y solidaridad. En caso de mayor dificultad también rezamos por aquellos que han sufrido más a través de estos desastres”, dijo Mons. Aparicio. Asimismo, invitó a los católicos para que “con su corazón de solidaridad y sus gestos de caridad” colaboren a través de las parroquias o de la Pastoral Social Cáritas. “Dios les pagará infinitamente”, concluyó. La delegada episcopal de la Vicaría de Pastoral Social, Hna. María de los Ángeles González, explicó las coordinaciones realizadas con la localidades de Vinto y Tiquipaya en Cochabamba. “Los pequeños aportes de Cáritas en coordinación con la parroquia de Vinto fueron entregados directamente a los grupos de familias que estaban fuera de sus viviendas. Llevando ropas, víveres y dos bombas de agua, para sacar el agua de las casas”, dijo la religiosa al diario digital Iglesia Viva. De igual manera, Caritas está coordinando con la parroquia de Tiquipaya las necesidades de las familias.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS