Untitled Document
Última actualización: Abr 23, 2018

Obispos de Colombia piden al ELN que cese las amenazas y acciones violentas

Increase font size Decrease font size

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), pidió al Ejército de Liberación Nacional (ELN), que tenga en cuenta el clamor del pueblo y cese las amenazas y acciones violentas, para que así existan las condiciones favorables para continuar los diálogos de paz. Los obispos hicieron este llamado en un comunicado emitido ayer 8 de febrero, al término de su Asamblea Plenaria y a pocas horas de que se inicie el paro armado anunciado por el grupo guerrillero del 10 al 13 de febrero. El Gobierno colombiano y el ELN sostenían unas conversaciones en Quito (Ecuador), a la vez que se mantenía el cese al fuego bilateral, que culminaba el 9 de enero. La Iglesia y la ONU pidieron que este fuera extendido. Sin embargo, entre la noche del 9 y la madrugada del martes 10, el grupo armado cometió un doble atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas en los departamentos de Boyacá y Bolívar. El miércoles 11 el presidente Juan Manuel Santos anunció que el diálogo quedaba suspendido. En ese sentido, en su comunicado los obispos llamaron al ELN a que “teniendo en cuenta los clamores del pueblo, cese ya amenazas y acciones violentas, para que aparezca la verdad y la buena voluntad en el camino de la paz, y haya condiciones favorables para continuar las conversaciones en busca de la paz”. Asimismo, pidió al Gobierno “que continúe en el empeño de seguir buscando una salida negociada al conflicto, como un aporte indispensable a un proyecto integral de paz para todo el pueblo colombiano”. El Episcopado señaló que “construir una Colombia en paz es una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”. “No podemos decaer en el esfuerzo por lograr la unidad de la nación ni permitir que el odio y la venganza, la inequidad social y la falta de oportunidades sigan truncando la vida de los colombianos; no dejemos que cualquier tipo de violencia acabe con una vida más”, expresaron. Sin embargo, los obispos también advirtieron que en el país “se están presentando nuevas formas de violencia y de terrorismo, en las ciudades y en los campos”. “Reaparecen estructuras armadas ilegales y bandas criminales como el Clan del Golfo y las Autodefensas gaitanistas de Colombia, que siguen sembrando dolor y muerte”, señalaron. Ataques a la vida y la familia En su mensaje, el Episcopado también denunció “la corrupción generalizada”, el aumento del tráfico de drogas, así como leyes que “no valoran ni protegen la vida humana y la familia”. “Se insiste en una colonización ideológica que da frutos en la implantación de experiencias educativas amparadas en la ideología de género, y que ponen la educación al servicio de proyectos y agendas foráneas”, añadió la CEC. “Avanza la cultura del descarte, que abusa y destruye el medio ambiente, convirtiendo en desperdicio no solamente las cosas y los recursos útiles, sino también a las personas, considerándolas sólo como un bien de consumo”, expresó. Por ello, exhortaron a las familias a ser “santuarios de la vida” y no renunciar a la misión de educar a los hijos, “este es un servicio indispensable para el país”. Elecciones En su mensaje final, los obispos también lamentaron que aún exista “la polarización y la división por cuenta de partidismos e intolerancia, que impiden llegar al proyecto común que necesita el país”. En ese sentido, de cara a las elecciones generales del 27 de mayo, la CEC alentó al pueblo colombiano a asumir “con sensatez y responsabilidad la misión que le corresponde en este momento histórico”. “En los próximos comicios para el Congreso y la Presidencia de la República, lo invitamos a no dejarse engañar ni desinformar por opiniones irresponsables e infundadas que circulan en las redes sociales, y a seguir los criterios que al respecto hemos dado en el mensaje sobre las elecciones de diciembre del año pasado”, indicaron. Antes de concluir, los obispos alentaron a los fieles a “orar siempre sin desfallecer”, pidiendo a Dios “el don de la paz”. “Colocamos el presente y el futuro de nuestro país bajo la protección de la Santísima Virgen María. Estamos seguros de que su intercesión nos ayudará a alcanzar cuanto necesitamos para construir un país que sea patria y casa para todos”, expresó el texto.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS