Untitled Document
Última actualización: Nov 20, 2017

Estos son los temas tratados por el Papa Francisco con los obispos de Paraguay

Increase font size Decrease font size

La juventud, la educación, la pobreza y la evangelización de los pueblos indígenas son algunos de los temas que los obispos de Paraguay, en visita ad limina en Roma, han tratado durante su encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano. En declaraciones a ACI Prensa, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay y Arzobispo de Asunción, Mons. Edmundo Valenzuela, explicó que el encuentro con el Santo Padre es el momento central de toda visita ad limina. “Nuestra presencia aquí, en la Santa Sede, es una presencia de fe, porque venimos a expresar nuestra fe en Cristo Jesús y a quien puso Él para guiar a su Iglesia: Pedro y sus sucesores”, señaló. Por eso, el Prelado destacó como ejes de la visita las dos Eucaristías que celebraron en las grutas vaticanas antes las reliquias de San Pedro y el encuentro con Francisco. En la audiencia con el Pontífice, Mons. Valenzuela reveló que, “como el Santo Padre ya nos conoce, comencé diciéndole: ‘Santo Padre, hoy, esta visita, devuelve la visita que usted hiciera hace dos años a nuestro país. Fueron días maravillosos, días bendecidos. Ha pasado a la historia del Paraguay como el acontecimiento histórico-religioso más importante’”. “Después de esto, el Papa nos ha agradecido, y nos ha comenzado a escuchar. Primero hemos hablado de las luces y sombras de toda Conferencia Episcopal. Sobre las sombras comentamos que es una Conferencia en camino, en conversión pastoral, en estar más cerca de la gente, acercarnos más a los pobres, trabajar más por la justicia y la paz”. “También hablamos de nuestras expectativas, que nos hacía falta cuanto antes los obispos para las tres sedes vacantes, y también obispos auxiliares para la Arquidiócesis de Asunción”, relató. Otro problema que afecta a la Iglesia en Paraguay tratado por los Obispos con el Papa es el de la Universidad Católica. “Hemos hablado también del momento de tensión que hemos vivido a nivel de la Universidad Católica, superando esta tensión justamente con aquella fidelidad a las orientaciones de la Iglesia sobre la identidad y la misión que debe tener una Universidad Católica”. Tras las sombras, hablaron de las luces. “Hemos hablado de nuestros proyectos pastorales. Hemos expresado, sobre todo, la alegría de haber dedicado tres años a la familia, un trienio largo a la familia, donde hemos trabajado sobre el matrimonio, donde hemos trabajado sobre los integrantes de la familia, y la misión que tiene la familia en la Iglesia y en la sociedad”. “Últimamente hemos dedicado también un trienio a la juventud: ‘Abrazados a Cristo Jesús’. El primer año, recordando las palabras del evangelista San Juan en boca de Jesús: ‘Ustedes son mis amigos’. El segundo año: ‘Permanezcan en mí’. Y el tercer año: ‘Den mucho fruto’”, explicó. “Estos tres elementos bíblicos constituyen como puntos de trabajo pastoral de todas las diócesis, de todas las parroquias. Estamos en camino, poco a poco, y ya los jóvenes están entendiendo que el protagonismo es de ellos y que la Iglesia, la jerarquía, los párrocos, los Obispos, estamos abiertos a escucharlos”. Otro tema tratado durante el encuentro con el Papa fue “el tema de la injusticia social estructural en que vive el Paraguay”. Un problema relacionado, en parte, con todo lo relacionado con “la producción de la soja, el sector agro-ganadero, con unas multinacionales que realmente han desarrollado el Paraguay, pero cuyo beneficio no se revierte en los más pobres que tenemos, que son un 20%”. “Hemos preguntado al Papa cómo hacer para poder salir de esta situación. El Papa dijo: ‘Esto que les sucede a ustedes está sucediendo también en todas partes’. Hizo mención a que en Europa el 40% de los jóvenes no tiene trabajo, y muchos de estos jóvenes se sienten en la desesperación, caen en la drogadicción, caen en los vicios, e incluso algunos caen en el suicidio juvenil”. Como solución, el Papa habló de “la importancia de preparar pequeños proyectos de formación profesional para estos jóvenes, que les capacite para afrontar dignamente su vida y ganarse el pan de todos los días”. “Luego hemos pasado a hablar sobre la problemática indígena. Nos interesaba precisamente todo el tema de la inculturación de la fe. Ahí el Papa nos ha dicho de la necesidad de hacer un largo proceso presentando siempre como propuesta el Evangelio”. Sobre los problemas concretos que afectan a la evangelización de los pueblos indígenas, “hemos hablado sobre la falta de agentes pastorales y, sobre todo, de sacerdotes en las pequeñas y numerosas comunidades indígenas. Entonces el Papa hizo mención al Sínodo Amazónico que se está preparando para poder tratar sobre todo el tema indígena y la evangelización de los indígenas”. Por último, “otro tema más que hemos visto con el Papa es el tema de la educación, el tema de evitar el monopolio educativo en manos del Estado, y él decía que si un país es democrático tiene que posibilitar también la apertura a las diferentes corrientes y permitir que la Iglesia también pueda tener su autonomía en el campo educativo”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS