Untitled Document
Última actualización: Oct 16, 2017

Arquidiócesis se deslinda de “Misa Coldplay” en universidad jesuita de México

Increase font size Decrease font size

La Arquidiócesis de Puebla en México se deslindó de la “Misa Coldplay” que organiza la Universidad Iberoamericana “Íbero” Puebla, dirigida por la Compañía de Jesús (jesuitas), y advirtió que cuando se pierde el sentido del sacramento de la Eucaristía, se puede convertir en nada más que “una reunión de buena voluntad”. La universidad de los jesuitas en México ha organizado para el mediodía del 11 de octubre, en el marco de su “Día de la Comunidad Íbero Puebla”, la “Misa Coldplay”, en la que, de acuerdo a los organizadores, escucharán “las canciones del grupo británico”, y buscan “reflexionar” y “profundizar” sobre estas melodías en diversos momentos de la celebración eucarística. Coldplay es una banda británica de rock, conocida por canciones como “Yellow”, “The Scientist” y “Fix You”. La banda no tiene un mensaje religioso particular y su líder, el cantante Chris Martin, dijo en 2008 al diario irlandés The Irish Independent que sobre Dios “siempre estoy tratando de descifrar qué es ‘él’ o ‘ella’. No estoy seguro de quién está en lo correcto. No sé si es Alá o Jesús o Mahoma o Zeus, pero le voy a Zeus”. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, la Arquidiócesis de Puebla señaló que “no organiza, ni promueve el evento de la Íbero Puebla”. El comunicado adjunto de la Arquidiócesis, el P. Jacinto Gerardo Cruz Rojas, Presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral Litúrgica, precisó que “la Eucaristía representa el tesoro más grande que tiene la Iglesia desde sus inicios, ya que en ella la comunidad de los fieles encuentran su razón de ser y renueva su alianza y compromiso ante Dios y sus hermanos que comparten cada día los mismos temores y esperanzas”. Citando la Sacrosantum Concilium, documento del Concilio Vaticano II sobre la sagrada liturgia, la Arquidiócesis de Puebla recordó que la Eucaristía es el “sacramento de piedad, signo de unidad, vínculo de caridad, banquete pascual, en el cual se come a Cristo”. "Cuando este valor y sentido se pierde, se corre el riesgo de volverla en el mejor de los casos, en un acto devocional o piadoso, o simplemente en una reunión de buena voluntad donde se compartan ideales o aspiraciones espirituales”. Estos ideales o aspiraciones, añadió la arquidiócesis mexicana, “pueden ser un tema de un retiro, un argumento de diálogo ecuménico o interreligioso, pero no parte de un sacramento”.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS