Untitled Document
Última actualización: May 26, 2017

No silencies la voz de Dios que tiene un sueño hermoso para ti, alienta Arzobispo en EEUU

Increase font size Decrease font size

El Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gómez, dirigió un mensaje a los fieles de Estados Unidos donde les aseguró que Dios los ha creado “para grandes cosas” y los invitó a cuestionarse si realmente son felices en una sociedad descristianizada que ha perdido el sentido sobre la naturaleza del ser humano. En una carta pastoral, titulada “Hemos sido hechos para grandes cosas”, el Prelado comentó que “es imposible negar la sociedad actual se está descristianizando progresivamente”. “Nuestras élites -en la política, el derecho, la educación y los medios de comunicación- están buscando a través de varios medios sacar a Dios de nuestra vida cotidiana y silenciar su voz en el corazón del hombre”, expresó. “Se nos dice que lo que somos es nuestro propio proyecto personal, algo que nosotros somo libres de ‘crear’. Nos definimos a nosotros mismos según nuestros conceptos de existencia y de lo que pensamos que queremos en la vida”, prosiguió. Mons. Gómez indicó que Estados Unidos tiene que lidiar con problemas e injusticias como el racismo, las diferencias sociales, la indiferencia hacia el sufrimiento de los migrantes, la redefinición del matrimonio y la sexualidad y la “normalización de crímenes como el aborto y la eutanasia”. “Todos estos problemas son los indicadores de un problema más profundo: nuestra sociedad ha perdido el sentido de la verdad acerca de la preciosa naturaleza y dignidad del ser humano”. El Arzobispo de Los Ángeles comentó que ahora pareciera como si la gente “no estuviera viviendo sino existiendo”. “Muchos solo viven por vivir y tienen la incerteza sobre el significado de sus vidas y tienen miedo, y no esperanza, por el futuro”. En ese sentido, Mons Gómez preguntó: “¿Realmente estamos mejor viviendo sin Dios, como si no existiera y como si pudiéramos reemplazarlo con nuestra ciencia y tecnología, con nuestros inventos y aparatos?” “¿Realmente la satisfacción de nuestras necesidades y requerimientos, del placer material y carnal es lo que nos da una vida feliz y significativa? ¿O es que hay algo más?” Ante estas preguntas, el Prelado afirmó que “hay algo más. Sabemos que estamos hechos para lo que los santos llaman los regalos superiores y para un camino todavía más excelente”. “En una sociedad donde la realidad de Dios y el significado de la persona están siendo cuestionadas, necesitamos reclamar y volver a proponer la visión de la persona humana que encontramos en el corazón del Evangelio”, manifestó. El Prelado aseguró que el ser humano no es una criatura más en la creación de Dios. “No somos solo algo sino alguien”. “Entre todas las criaturas de la tierra, el ser humano puede construir computadoras, volar al espacio exterior y descubrir cómo funciona el cuerpo y la mente. Entre todas las criaturas, el ser humano puede escribir canciones y poemas, pintar y componer sinfonías. Y en todo el universo el ser humano es el único que puede amar, sacrificarse y ofrecer alabanza a su Creador”. “Hemos sido hechos a la imagen del Dios de toda la creación. Todo el universo ha sido hecho para nosotros, y en toda la creación, somos la única criatura con la que Dios quiere compartir su propia vida. Esta es nuestra grandeza”, señaló. “Jesucristo sabe quiénes somos y Él es el Maestro de la Vida. Él nos muestra el camino a vivir para tener una verdadera vida humana”. Por lo tanto, “debemos volver aprender a ver lo que los santos pueden ver: que el ser humano es algo maravilloso en el universo”. El Arzobispo de Los Ángeles afirmó que “desde el inicio, Dios ha destinado a la humanidad a algo superior”. Añadió que “como todo buen padre, Dios tiene un sueño hermoso para tu vida. Él sabe tu nombre y tiene grandes planes para tu vida, planes de amor y planes para tu gloria”. “Necesitamos creen en esto y planear y vivir nuestras vidas de acuerdo a ello”, precisó. Mons. Gómez indicó que este llamado es específicamente a la santidad. A “vivir para amar”. Sin embargo, prosiguió, “como sabemos, amar no es sencillo”. El Prelado explicó que ir por el camino del amor es un viaje de conversión. “Es una lucha diaria contra nuestras inclinaciones al egoísmo “ y “al final de nuestras vidas seremos juzgados por el amor”. El Prelado indicó que el hombre está llamado a “vivir para el amor” y el modelo es Jesucristo. “Él viene como el Santo de Dios y es nuestro ejemplo para llegar a la santidad”, concluyó.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

LAS MÁS LEÍDAS